Análisis

Street Runner

Podría sonar valiente decir que la primera sensación que tuve, al probar la pre Alpha, fue la de sentirme Carl Johnson, obviamente teniendo siempre presente que estamos ante una compañía a años luz de Rockstar, que es un juego en una fase muy temprana y aún quedan muchas cosas por pulir, pero ¿qué queréis que os diga?, fue muy bueno poder probar un juego en estas fases de creación y que se sintiese como lo que es, un videojuego. Acto seguido puse los pies en la peana y ¡PUM!, cayó un coche del cielo, según Mr Carlton, es una mezcla entre 911 gt2 RS (gen 911) y el gt3 nuevo (gen 992), pues eso, una joyita que nada más caer del cielo arrancó motores.

Bueno, después de esta introducción vamos a desgranar el videojuego NFT como tal. De primeras tuve muy buenas sensaciones, la verdad es que la jugabilidad, aunque pulible, estaba bastante conseguida para ser una pre Alpha, en cuanto a los gráficos, bueno, bastante mejorables, pero si que he de reconocer que se han visto cosas muchísimo más aberrantes en el mundo de los videojuegos NFT, me recordó mucho al need for speed 2. Al comienzo de la conducción tuve muy buenas sensaciones, el sonido del motor al arrancar, pero cuando hice el primer giro me di cuenta que el suelo era lo más similar a una pista de jabón y os podéis imaginar las risas.

Volviendo a la esencia del proyecto y a un análisis más fundamental, ya sabemos que los juegos NFT’s tienen muchísimo recorrido por delante pero es importante dejar, al principio de un proyecto, bien clara la visión del equipo y hacia dónde va el proyecto, ir cumpliendo el roadmap y sobretodo explicar a la comunidad las dudas que vayan surgiendo, en esto SR lo ha hecho muy bien, Javi, CEO del proyecto, se puso en contacto con nosotros por videollamada para aclarar todas nuestras dudas acerca del proyecto, buscando por nuestra parte ser totalmente transparentes con él y su equipo y siempre estando centrados en la mejora del videojuego.

Engranajes

– Hablamos del funcionamiento de los Smart contracts en  el proyecto. Como de un Smart contract se genera otro Smart contract para cada una de las carreras que se ejecutan, dejando así un solo Smart contract para cada carrera donde se incluye el premio para todos los participantes de las carreras.

–  Hablamos de la tokenomía del juego, siendo una parte fundamental de todos los proyectos que entramos a estudiar, nos interesaba saber qué cantidad de tokens exactos iba a tener el equipo, cuánto tiempo iban a estar bloqueados, etc. Esta pregunta Javi nos dejó claro que existía el bloqueo de tokens (cosa que puedes consultar en su web) y además el desbloqueo iba a depender de varias fases del mismo, teniendo así la seguridad de que el equipo no tira el proyecto en un solo desbloqueo.

– Por último, y creo que una de las preguntas para mí más importantes en cuanto a juegos NFT era qué visión de futuro iba a tener el proyecto, la protección de la economía interna, modos de juego para mantener a la gente dentro, todo esto fue respondido con un enlace al archivo ejecutable del juego directamente para que lo probásemos nosotros, algo que me gusto mucho, dado que no es fácil encontrarte en este mundillo alguien que te ofrezca probar un videojuego NFT de verdad, se pueden contar con los dedos de la mano aquellos videojuegos que parten con una filosofía de videojuego entretenido y miles de proyectos que salen con la visión de ser un clicker al que simplemente sacar un rédito económico.

Conclusión

Para cerrar dar mi valoración objetiva. Street Runner es un proyecto ambicioso, con muchas cosas que mejorar y que ir descubriendo en cada paso que da el proyecto, esto no evita que el trabajo realizado por diseñadores, programadores y todo el equipo de Street Runner esté siendo impecable hasta la fecha, habiendo conseguido recientemente la certificación de Certik, hoy podemos decir, desde Sierra Block Games, que si siguen en esta línea tendremos olor a goma quemada para bastante tiempo y sobre todo, diversión para rato.